Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

¿De dónde viene el manjar blanco y cuál es su secreto de sabor?

El dulce sabor del manjar blanco que te acompaña en momentos especiales y disfrutas cucharada a cucharada no nació en Colombia, ¿sabes de su origen? Conoce su extraordinario viaje y transformación en el Valle del Cauca.

Historia del manjar blanco

El manjar blanco lo preparaban hace más de 1.000 años los árabes a base de leche de almendras y azúcar, dos ingredientes que se mezclaban hasta conseguir el espesor deseado.

Pero, ¿cómo llegó hasta Colombia? Fue precisamente con la influencia de la cultura musulmana en los territorios de España que el manjar blanco llegó hasta América Latina y conquistó los corazones, o mejor, las cocinas de Chile, Perú y Colombia.

En Colombia llegó desde Popayán hasta Buga y se asentó finalmente en el Valle del Cauca, en donde las culturas afrodescendientes apropiaron la receta a las necesidades y gustos de las haciendas lecheras, ganaderas y productoras de arroz en las que trabajaban.

Es así que la receta se transformó, la materia prima dejó de ser leche de almendras para convertirse en leche de vaca y ser endulzada con caña de azúcar. Las matronas batían los ingredientes en grandes mecedores de madera de aproximadamente metro y medio de ancho hasta que adquiriera su característico color.

Finalmente, por los cultivos de arroz de la región es que aparece remojado y molido como el ingrediente secreto que se le agregó para darle más sabor y consistencia, según indica el antropólogo Germán Patiño.

También puedes leer: 8 Ollas que necesitas al cocinar y cuándo utilizarlas

El manjar blanco no solo en diciembre

El manjar blanco es tan tradicional que se regala como souvenir del Valle del Cauca. Se disfruta para tardear y como postre decembrino, pero en realidad lo puedes disfrutar a cualquier hora del año y del día. Aquí te damos algunas ideas:

Para el antojo

Nada como disfrutar el manjar blanco listo para comer en su tradicional totuma a cucharadas, compartirlo en casa y en momentos especiales cuando llega el antojo por algo dulce junto a tu bebida favorita.

Con cuajada

Otra idea diferente para disfrutar su dulce sabor es con diferentes variedades de queso, el de tu elección preferida funcionará perfecto, sin embargo en el Valle del Cauca recomiendan disfrutarlo con cuajada para un maridaje perfecto.

Con Brevas

También puedes disfrutarlo con frutas para conseguir notas cítricas y combinaciones equilibradas de sabor, de manera más tradicional se combina con brevas cocidas y de forma menos inesperada con uchuvas. ¿Cuál prefieres tú?

En torta

Puedes preparar una torta y agregar el manjar blanco como parte de la mezcla o puedes simplemente agregarlo como cobertura o sandwich combinado con un bizcochuelo, mantecada o con tu torta de preferencia.

También te puede interesar: 11 salsas caseras que puedes preparar con pocos ingredientes

Para compartir con quienes más quieres

Por último, por la preparación que requiere este postre de mínimo seis horas de mezclar y mezclar se suele preparar en familia o con amigos en donde todos participan de revolverlo y en especial los niños lo disfrutan. Una tradición que sigue vigente.

La historia del manjar blanco colombiano

Anímate a disfrutar el manjar blanco con estas ideas y luego de conocer su historia, prepáralo en familia o con amigos para compartir las delicias de nuestra cocina Colombiana. Sigue los pasos de la receta en: (link receta)

Sigue leyendo: Crema de arequipe y dulce de mora

Fuentes

El manjar blanco, el rey de la mesa en diciembre

¿Quieres descargar recetarios?

Inspiración y nuevos sabores para ti

Disfruta

Clic aquí y regístrese