Recetas caseras

Coulis: el secreto para platos gourmet

El coulis no es solo una salsa, es un ingrediente esencial que aporta sabor, color y textura a tus platos.

Brocheta de pescado y pepino con coulis de mango

Descubre el coulis: qué es, cómo prepararlo y cómo usarlo en tus recetas favoritas.

Cuando vamos profundizando en este delicioso mundo de la gastronomía, nos encontramos con términos nuevos que a veces pueden parecer complicados de pronunciar y entender, pero que en realidad son auténticas joyas para los amantes de la cocina. Uno de estos términos es el “coulis”, una preparación culinaria que puede dar un toque de distinción a tus platos y que, una vez que lo conozcas, no podrás dejar de usarlo.   

El coulis es una preparación que aporta textura, sabor y un toque de sofisticación a tus platos. Descubre con Recetas Nestlé® los secretos del coulis, desde su origen hasta sus múltiples usos en la cocina. Aprende a prepararlo de forma sencilla y descubre algunas ideas para incorporarlo en tus recetas favoritas.  

 

¿QUÉ ES EL COULIS? 

El coulis (pronunciado “kulí”) es una salsa ligera y aromática que se utiliza para agregar sabor y color a una gran variedad de platos, desde postres hasta platos principales. Se elabora principalmente a partir de frutas frescas o congeladas para una versión dulce o una salada con verduras. Se obtiene tras triturar el ingrediente seleccionado y colarlo posteriormente hasta obtener una textura de jarabe o puré fino.  

Plato fuerte de proteína con coulis de mango

¿CUÁL ES EL ORIGEN DEL COULIS? 

El coulis tiene sus raíces en la cocina francesa, donde los chefs lo utilizaban principalmente para relazar el sabor de sus creaciones. Originalmente, el coulis se refería a una salsa espesada hecha para acompañar carnes y pescado que añadía cuerpo y sabor a las salsas.  

Hoy en día, ha evolucionado para convertirse en una salsa dulce o salada, elaborada con frutas y/o verduras mediante cocción, maceración o en crudo. Estos ingredientes son populares en la cocina moderna por su capacidad para adaptarse a diferentes platos gourmet y estilos culinarios. 

 

INGREDIENTES BÁSICOS PARA UN COULIS 

Aunque el sofisticado término de coulis pueda intimidarte, lo cierto es que su elaboración es relativamente sencilla y requiere de pocos ingredientes: 

  • Fruta o verdura principal: Elige la fruta o verdura que prefieras, como fresas, frambuesas, durazno, naranja, mango, tomates, pimientos, etc 
  • Azúcar o miel: Esto dependerá del tipo de coulis que vayas a preparar. Si es con frutas será tu elección si agregar azúcar o miel para endulzar el coulis según tu gusto. 
  • Agua o caldo: El líquido es importante para ajustar la consistencia del coulis. Para coulis dulces se utiliza agua, y para los salados, se agrega caldo.

    Tacos de lechuga con coulis de maracuyá
  • Especias y hierbas aromáticas: Estas son opcionales, pero pueden agregar un toque especial al coulis. Algunas de las más populares son la vainilla, la canela, la albahaca o el romero. La elección dependerá de tu gusto y del ingrediente principal que hayas elegido, así de cómo se complementen. 

Recetas recomendadas

 

PREPARACIÓN DEL COULIS 

Si quieres poner a prueba tus habilidades culinarias y preparar un coulis en casa, sigue estos pasos y úsalo en los platos que desees.  

  • Paso 1: Selección de frutas o verduras 

Comienza seleccionando las frutas que desees utilizar para hacer el coulis, Es importante elegir frutas maduras y de buena calidad para obtener el mejor sabor. 

  • Paso 2: Limpieza y preparación de las frutas 

Lava bien las frutas y retira cualquier tallo o semilla que puedan tener. Si las frutas tienen hueso o cáscara dura, como mangos o maracuyá, pélalas y córtalas en trozos pequeños para facilitar su cocción.  

Haz clic aquí para aprender cómo desinfectar frutas y verduras

  • Paso 3: Cocinar las frutas 

Coloca las frutas picadas en una cacerola junto con el azúcar y el jugo de limón (si tu receta lo indica). Cocina a fuego medio, revolviendo ocasionalmente, hasta que las frutas se ablanden y se forme una mezcla espesa. 

  • Paso 4: Colado y texturizado del coulis 

Una vez que las frutas estén cocidas, retira la cacerola del fuego y deja que la mezcla se enfríe ligeramente. Luego, pasa el coulis por un colador fino o utiliza una licuadora para eliminar cualquier trozo sólido y obtener una salsa suave y homogénea. 

  • Paso 5: Ajuste de la textura y sabor 

Prueba el coulis y ajusta el nivel de azúcar según tu preferencia. El encanto del coulis está en su textura por eso, si deseas una más suave, puedes pasar el coulis nuevamente por un colador o una malla fina adicional.  

Paso 6: Consumo y almacenamiento 

Una vez preparado, úsalo en tus recetas favoritas. Si te sobra un poco, puedes almacenar el coulis en frascos esterilizados en el refrigerador por varios días o congelarlo para usarlo más adelante. 

Como puedes ver los procesos de refrigeración y congelación nos ayudan a conservar de manera adecuada el coulis, ya sea para consumir en unos días o en un par de meses, estos tratamientos retardan o inactivan respectivamente el crecimiento de microorganismos. Esto hace que el alimento duré más tiempo, sin perder su calidad y propiedades nutricionales.  

 

USOS DEL COULIS EN LA COCINA 

El coulis es extremadamente versátil y puede utilizarse de muchas formas diferentes en la cocina, permitiéndote añadir un toque de color y sabor a una amplia variedad de platos. Sácale provecho con las siguientes ideas:  

  • Decoración de platos: El coulis es perfecto para decorar platos salados y postres. Su textura permite crear remolinos, líneas, puntos o cualquier diseño que desees sobre la superficie del plato. Simplemente vierte el coulis en una manga pastelera o en un tubo de decoración. También se puede utilizar para decorar la superficie de cheesecakes, helados, tartas, flanes, creppes, waffles y muchos otros postres, añadiendo un toque dulce y colorido que hace que tus recetas luzcan atractivas y apetitosas.  

    Cheesecakes con coulis de fresa y frambuesa
  • Rellenos de tartas y pasteles: El coulis también se utiliza como relleno para tartas y pasteles. Viértelo entre las capas de un pastel de chocolate o en el centro de una tarta de queso y deja que tus invitados queden encantados por esta dulce sorpresa.  
  • Maridaje con quesos: El coulis de frutas combina perfectamente con quesos suaves como el queso crema o el queso de cabra. Si vas a ofrecer una tabla de quesos, sírvela con pequeñas porciones de coulis de frambuesa, higo o pera.  
  • Bebidas refrescantes y cócteles sin alcohol: Agregar un toque de coulis a tus bebidas favoritas como en cócteles sin alcohol o una limonada puede hacer que la bebida sea más interesante y sabrosa. También añaden un toque de color ya sea agregándolo directamente a la bebida para darle un color vibrante o al utilizarlo para decorar los bordes de los vasos.  

 

DIFERENCIA ENTRE COULIS Y UNA MERMELADA Y UNA SALSA 

Probablemente estos tres términos te suenen similares, son preparaciones distintas y aunque puedan que compartan ciertos ingredientes y técnicas de elaboración, presentan diferencias notables en su textura, sabor y aplicaciones. 

Receta con coulis de verdura

El coulis se diferencia de la mermelada y la salsa principalmente en su textura y su uso. Mientas que el coulis es un puré líquido que se utiliza principalmente como decoración de platos, acompañamiento de postres o en la preparación de bebidas, la mermelada es una conserva más espesa con un sabor dulce intenso, ideal para untar en pan, galletas o como relleno. Por otro lado, las salsas son preparaciones líquidas o semilíquidas que se utilizan para realzar el sabor de otros alimentos.  

 

FUENTES: 

https://laroussecocina.mx/palabra/coulis/  

https://www.codigococina.com/que-es-un-coulis/  

https://recetasdecocina.elmundo.es/2022/04/que-es-coulis-como-se-prepara-usos-culinarios.html  

Preguntas frecuentes

¿Se puede hacer coulis con frutas enlatadas?

Sí, puedes hacer coulis con frutas enlatadas. Asegúrate de escurrir bien las frutas antes de triturarlas y ajusta la cantidad de azúcar según sea necesario, ya que las frutas enlatadas suelen ser más dulces que las frescas.

¿Se puede hacer coulis con frutas congeladas?

Sí, puedes hacer coulis con frutas congeladas. Deja que las frutas se descongelen un poco antes de triturarlas, y luego procede de la misma manera que lo harías con frutas frescas.

¿Cómo puedo conservar el color vivo del coulis?

Para conservar el color vivo del coulis, puedes agregar un poco de jugo de limón o vinagre a la fruta o verdura antes de cocinarla. Esto ayudará a prevenir la oxidación y mantener el color brillante.