Batido de banano y fresa

COCINA CON RECETAS NESTLÉ®

Dificultad Fácil
Porciones 2
Total 6 min

Utensílios

srh_media_1665939528

Licuadora

srh_media_1665939548

Cuchillo

srh_media_1665939548

Tabla de cortar

srh_media_1665939528

Vaso


Ingredientes

  • 1 banano sin piel y congelado (114 g)
  • 3 fresas congeladas (21 g)
  • 6 cucharadas de Leche en polvo KLIM® Clásica (48 g)
  • 1 vaso de agua (200 ml)
  • 2 fresas frescas para decorar (14 g)

¡A cocinar!

PASO 1 Licúa

PASO 2 Decora

PASO 3

INFORMACIÓN NUTRICIONAL

172.5 kcal = 724kj /por porción


Carbohidratos 23.4 g
Energía 172.5 kcal
Grasas 6.5 g
Fibra 1.8 g
Proteína 6.7 g
Grasas saturadas 3.5 g
Sodio 89.9 mg
Azúcares 16.8 g

Preguntas frecuentes

¿Cómo hago un batido más cremoso?

La mezcla de diferentes frutas con agua y/o leche es muy rica, pero a veces queda demasiado líquida cuando el objetivo era hacer una preparación cremosa. Para lograrlo vale la pena acudir a algunos lácteos que sean un poco más espesos y que ayuden a aportar esa consistencia. 

Por un lado, tenemos a la crema de leche, estupenda para cumplir este papel, al igual que el yogurt griego. Incluso, un poco de leche condensada también aporta en este aspecto, pero debido a su sabor dulce que es fuerte, puede esconder otras sensaciones, así que es mejor usarla en pequeñas cantidades

¿Cómo decorar un batido?

Los grandes protagonistas de los batidos son las frutas, así que también vale la pena sacarles provecho en la decoración. Una buena idea es crear juegos de colores. Por ejemplo, si el batido es de color blanco o amarillo, unos trozos de fresa en el borde del vaso quedan muy bien y, además, los podemos comer. 

Otra opción es, al final, espolvorear algunas semillas de chía, que le entregan una nueva cualidad no solamente en términos de decoración, sino que entregan textura. También se pueden agregar antes de licuar si queremos un batido más espeso.

¿Cómo conservar los batidos correctamente?

Es muy importante que la jarra o la botella donde se guarde el batido esté completamente limpia, así se evita que cualquier bacteria de un alimento anterior afecte la bebida. También vale la pena usar recipientes herméticos que no permitan la entrada del aire, lo cual oxida las frutas y afecta el sabor. Para evitar esto es recomendable añadir un poco de jugo de limón.

¿Qué quieres hacer con esta receta?