Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Conoce cómo es cocinar con ciencia con la cocina molecular

Desde los inicios de la humanidad, alimentarnos ha sido parte fundamental y evolutiva del hombre, donde el simple hecho de cocinar nuestros alimentos para hacerlos más deliciosos es una tarea sencilla, sin mucha ciencia y que hace parte de nuestro diario vivir.

Con el paso de los años se ha venido buscando nuevas formas de conquistar y sorprender a los paladares más exigentes donde el simple hecho de comer va más allá de satisfacer la necesidad básica de saciar el hambre y convertirse en una gran experiencia con un viaje sensorial, en donde no solo el gusto participa, el olfato, la visión y el tacto también entran en acción a la hora de comer.

Platos de comida con un aspecto diferente en esferas pequeñas, espumas, geles, humos, diferentes colores, texturas semejantes a la tierra o sopas con la solidez de una cáscara de huevo son algunas innovaciones de la cocina molecular que quizás hayas visto en los restaurantes más lujosos o en algún programa de televisión de cocina. En Recetas Nestlé® te invitamos a conocer más sobre la cocina molecular y cómo esta nueva corriente ha convertido a las cocinas en sorprendentes y deliciosos laboratorios.

¿QUÉ ES LA COCINA MOLECULAR?

La Cocina o gastronomía molecular son términos que han sido adaptados en bares y restaurantes de lujo y en famosos programas de cocina en televisión. Este término hace referencia al estilo moderno de cocinar y que pretende investigar las transformaciones químicas y físicas que ocurren en los ingredientes durante su preparación.

La esencia de la cocina molecular está dada en la deconstrucción, es decir deshacer analíticamente los ingredientes de un plato para presentarlo de una manera diferente. Las recetas se inspiran en platos tradicionales en donde gracias a la innovación se aplican principios y técnicas científicas más propias de un laboratorio químico que de una cocina como, por ejemplo, usar la gelificación, esferificación, batido, sellar al vacío, etc., Todo esto con el objetivo que el comensal se lleve toda una experiencia en cada bocado.

Origen de la cocina molecular

En los últimos años la cocina molecular ha tenido una gran popularidad entre los grandes chefs quienes han sabido apreciar y valorar la nueva información de la cocina molecular, al ser de gran ayuda para desarrollar nuevos platos, nuevas texturas o para mejorar su técnica culinaria, ya que además de crear una gran experiencia en la mesa, algunas investigaciones han encontrado que al entender y analizar los mecanismos químicos y físicos de los alimentos los sabores y olores perduran por más tiempo, se usan métodos de cocción con menos grasas y se conservan más las proteínas y vitaminas de los alimentos.

¿CÓMO SURGIÓ LA COCINA MOLECULAR?

Las abuelas nos han demostrado que cocinar se trata de trucos y de una gran destreza en la cocina, pero más allá de esto para que podamos tener un plato de comida caliente y delicioso las matemáticas y la química hacen su aparición en las ollas para que nos podamos alimentar. Dicho esto, con la búsqueda de nuevos sabores nace una nueva vertiente en la gastronomía en la que se empieza a estudiar los procesos químicos de los alimentos durante su preparación.

En 1969 el físico Nicholas Kurti, durante una conferencia inicio su charla con la siguiente frase “pienso con profunda tristeza sobre nuestra civilización, mientras medimos la temperatura en la atmosfera de venus, ignoramos la temperatura dentro de nuestros soufflés”. Durante varios años esta afirmación despertó el interés y curiosidad entre varios científicos aficionados a la gastronomía, sobre lo que pasa realmente al interior de los alimentos durante su cocción.

Origen de la cocina molecular

Es hasta el año de 1988 que Herves This se suma al trabajo de Nicholas Kurti y con su obra dan origen a un nuevo movimiento que mezcla la ciencia y la gastronomía, la “Cocina Molecular”. Con este trabajo revelan las reacciones tanto químicas como físicas, como las transformaciones a las que son sometidos, donde en cada proceso bien calculado y medido convierten a las cocinas en increíbles laboratorios.

Con el paso de los años el término se fue popularizando, tanto que en el año de 1992, el nombre de Gastronomía Molecular se utilizó para unos talleres que juntaban científicos y cocineros para debatir acerca de la ciencia detrás de la cocina tradicional.

FUNDAMENTOS DE LA COCINA MOLECULAR

Para dar vida a increíbles platos que hacen una experiencia gastronómica única, la cocina molecular tiene tres bases fundamentales que son: los ingredientes, técnicas y los utensilios.

INGREDIENTES

Los ingredientes de la cocina molecular son los mismos que suelen utilizarse para preparar un plato tradicional, solo que para llegar a la deconstrucción y brindar ese elemento teatral en las preparaciones se deben emplear ingredientes que hacen parte de un laboratorio de química. Razón por la cual muchas personas se niegan a probar este tipo de platos por la intervención de la ciencia con algunos elementos químicos, pero lo cierto es que las sustancias utilizadas son comestibles y no se consideran peligrosos.

Decoración en cocina molecular

Uno de los ingredientes que más conocemos de la cocina molecular es el nitrógeno líquido, es un fluido criogénico que se utiliza para enfriar y congelar al instante sin crear cristales ni dañar las células. La técnica de cocina con nitrógeno líquido permite innovar y hacer platos con un resultado visual sorprendente, casi misterioso.

TÉCNICAS

La técnica en la cocina molecular es muy importante, con estos maximizan el sabor de los alimentos y crean sorprendentes texturas en cada bocado, donde la innovación está enmarcada más en el proceso y no en los ingredientes.

DECONSTRUCCIÓN

Por fin te explicamos el término que has visto en durante todo el artículo, la deconstrucción consiste en tratar los diferentes ingredientes por separado para combinarlos al final cambiando totalmente sus cocciones y texturas, la idea es que el comensal no reconozca el plato por los ojos, sino que se disfrute y sea una sorpresa a través del gusto. Con la deconstrucción se mantienen los sabores y aromas, mientras que las texturas, temperaturas y formas si varían un poco.

ESFERIFICACIÓN

Esta técnica consiste en transformar alimentos líquidos en esferas semi sólidas, es decir obtenemos un resultado a medio camino entre una fase líquida y una fase sólida.

Técnica en cocina molecular

Para lograr que los líquidos se solidifiquen parcialmente y el contenido quede dentro de una membrana comestible de gel, se debe aplicar el espesante natural de las algas denominado alginato sódico y cloruro cálcico.

ESPUMAS

Es la técnica más usada en restaurantes por su gran facilidad, pero increíble resultado. Con la ayuda de un sifón se puede lograr que alimentos como verduras, quesos o frutas obtengan una textura similar al de un mousse, sin necesidad de agregar otros productos para conseguir esta textura. Esta técnica hace que los sabores y aromas se mantengan intactos y al paladar sea extraordinariamente suave y cremoso.

AIRES

Hay platos donde los aires, vapores o humos son agregados para incorporar determinado aroma, mantener la temperatura o simplemente para generar más experiencia al momento de comer.

 Experiencia en cocina molecular

Estos platos son llevados desde la cocina a la mesa dentro de burbujas o recipientes cerrados, para que el comensal al momento de probar el plato deje escapar el aire o el humo y de inmediato perciba todo el aroma con un extra de espectáculo en la mesa.

SOUS-VIDE

Esta técnica con nombre pretensioso en términos coloquiales es una cocción al vacío. Consiste en introducir los alimentos en bolsas que posteriormente se sellan al vacío para cocinarlos en agua durante un tiempo y a una temperatura controlada. Los resultados con esta técnica de cocción se ven reflejados en la preservación del sabor, jugos, colores, textura y nutrientes que en ocasiones se pierden con la cocción convencional.

UTENSILIOS

Como hemos dicho anteriormente que la gastronomía molecular se asemeja más a un laboratorio de química que una cocina tradicional, esto lo comprueba los utensilios que se emplean para crear increíbles platos. No es que las herramientas tradiciones no se usen, las ollas, sartenes y cucharones se siguen usando, pero también se hace uso de pipetas, tubos de ensayo y termómetros para cocinar.

Utensilios en cocina molecular

A continuación, te mostramos los peculiares instrumentos de cocina que más se utilizan en la gastronomía molecular.

  • SOPLETE: Se utiliza para dar nuevos sabores o texturas, así como para decorar dejando un tono dorado o fundir rápidamente algunos ingredientes.

  • JERINGAS: Son utilizadas para las esferificaciones, con pequeñas inyecciones se agrega líquidos en los alimentos. 

  • SIFÓN: Es el más utilizado para crear salsas, cremas, espumas y emulsiones.

  • PIPETAS: Después de la esferificación sirven para decorar platos con mayor presión para el goteo de líquidos o geles.

  • OTROS: Otros utensilios que te parecerán más raros aún, pero hacen parte de las cocinas como los termómetros, luces led, medidores de pH, máquinas centrifugadoras, entre otros.

¿Quieres descargar recetarios?

Inspiración y nuevos sabores para ti

Disfruta

Clic aquí y regístrese