Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

19 desayunos rápidos y fáciles para las mañanas más ocupadas

El ritmo del día a día, sobre todo de lunes a viernes, a veces no nos deja tomarnos un buen tiempo en la mañana para preparar el desayuno. No nos digamos mentiras, hay quienes prefieren dormir unos cuantos minutos más en lugar de levantarse a cocinar.

Por eso hay ocasiones en que la primera comida del día termina siendo algo que represente muy poco esfuerzo, como unas tostadas con mantequilla y jugo, o incluso algunos se enfrentan a la vida con el estómago vacío.

Lo ideal es que el desayuno nos entregue suficiente energía para el día, ya sea de trabajo o de estudio. Lo cierto es que con hambre es muy difícil concentrarse en clase o rendir frente al computador haciendo un informe para la empresa. Por eso en Recetas Nestlé® te recomendamos unos cuantos desayunos fáciles y rápidos de preparar.

No te limites a hacer únicamente uno de los siguientes platos, lo mejor es que te animes a combinarlos para que no se te cierren los ojos durante las videollamadas.

El huevo como protagonista

Cuando se piensa en desayunos, la mente casi que inmediatamente imagina alguna preparación con huevos. Debido a su versatilidad en la cocina y facilidad de combinar con otras comidas, son ideales para la mañana.

Omelette

Un clásico de los desayunos que se come en todo el mundo y que además puedes acompañar con una gran variedad de alimentos, desde pimentones, cebolla y tomate, hasta jamón y queso. Un consejo adicional: añádeles espinaca a los huevos antes de batirlos para un plato más nutritivo.

Huevo frito

Parece que es el desayuno favorito de los directores de cine, porque la mayoría de los personajes en la gran pantalla lo comen al desayuno. Es entendible, es la forma más fácil de cocinar un huevo y va muy bien al lado de unas tostadas, una arepa, tocineta y/o una fruta.

Huevos revueltos

Otra opción que el mundo entero ha sabido aprovechar para comer antes de empezar el día. Al igual que el omelette, lo puedes acompañar con todo tipo de productos, como champiñones, maíz o salchicha. Un truco extra: puedes añadirles un poco de CREMA DE LECHE NESTLÉ® cuando los revuelvas para que queden más esponjosos.

¡Que entren las arepas!

No hay comida que no vaya bien con una arepa al desayuno. Frutas, quesos, jamones, vegetales, todo funciona.

Arepa con queso

Un verdadero clásico colombiano. Obviamente no hablamos de hacer la arepa desde cero, eso no sería rápido. Pero si tienes de las arepas que únicamente debes calentar en la estufa, una lonja de queso derretido es el complemento perfecto.

Arepa con huevo

Otra opción sencilla, pero no hay que confundirla con la arepa de huevo. Al igual que la anterior, aprovecha esas arepas que nada más hay que calentar para ponerle un huevo frito o unos huevos pericos encima. Puede añadirle jamón, queso, cebolla y tomate. Un verdadero desayuno fácil y rápido para llenarte de energía.

Pareja comiendo sánduches, uno de los desayunos fáciles y rápidos

 

Desayunos fáciles y rápidos con pan

El pan es un gran aliado en las primeras horas de la mañana. Puedes complementarlo con diferentes deas para unos desayunos fáciles y rápidos. Además, también te entrega variedad a la hora de hacer sánduches.

Pan con queso, miel y pera

Los juegos de contrastes cuando están bien hechos pueden ser deliciosos. Acá tienes algo salado como el queso, que sabe exquisito con la dulzura de la miel y ese toque que le entrega la fruta.

Sánduche de champiñones

Para llenarte de energía de la forma más nutritiva. Acompaña los portobellos con cebolla, aguacate y lechuga para uno de los desayunos rápidos y fáciles más saludables.

Rollitos de jamón y queso

Una opción que le encanta a los niños, incluso ellos los pueden preparar. No olvides cortar los bordes del pan para que no se rompa cuando lo enrolles. Opcionalmente puedes untarlo con mermelada.

Tostadas con aguacate, tomate y queso

Acá tienes un par de opciones con el aguacate. Puedes aplastarlo y untarlo en la tostada o cortarlo en rodajas. Ambas opciones son sencillas y funcionan para los desayunos rápidos y fáciles.

Sándwich de queso crema y jamón de pollo

Un sánduche puede tener de todo. El clásico con jamón de cerdo y queso es el más común, pero uno de con jamón de pollo con queso crema también te puede rescatar en las mañanas.

Ideas saludables

Ya te hemos dado algunas opciones con frutas y verduras, pero acá nos enfocaremos únicamente en preparaciones en las que estos alimentos son los grandes protagonistas.

CEREAL FITNESS NESTLÉ y yogurt

Un plato sencillo y saludable que recomendamos que prepares con frutos rojos, pero puedes igual hacerlo con tus frutas preferidas. Si quieres un toque extra de sabor, un poco de miel es la solución.

 

Bowl de frutas y nueces, uno de los desayunos fáciles y rápidos

 

Bowl de semillas

Hay que admitirlo: los fanáticos de la comida saludable son los que mejor saben aprovechar las semillas como alimento. Nada más necesitas semillas de chía, linaza y ahuyama para mezclar con yogurt. Unas nueces adicionales y un poco de miel le dará a este bowl un sabor maravilloso.

Batido de fresa y banano

Una opción refrescante y ligera para completar desayunos fáciles y rápidos. En pocos minutos tienes una bebida nutritiva y rica.

Bowl con granola, banano, mora y semillas de chía

Un plato sencillísimo lleno de energía, que mezcla frutas y yogurt. No necesitarás de nada más para cargar las baterías en la mañana.

Ensalada de frutas

Saludable y fresco, uno de los desayunos rápidos y fáciles más ligeros, pero igualmente nutritivo. Elige tus frutas favoritas, puedes complementarlas con un poco de queso rallado y yogurt.

Batido de acelgas, uvas verdes y lechuga

También tenemos en mente a los fanáticos de los batidos verdes. Una cucharadita de cúrcuma o jengibre le dará ese toque de sabor extra.

Parfait de frutas y CEREAL FITNESS NESTLÉ

Con un buen yogurt griego puedes hacer tu propio parfait usando tus frutas favoritas. Mango, melón y fresa son muy buenas opciones, y unas cuantas nueces le darán ese toque crocante para jugar con las texturas.

Banana Split mañanera

Un postre clásico como inspiración, pero adaptándolo a un desayuno nutritivo. Parte la banana en dos, úntala con un poco de mantequilla de nueces, y encima ponle yogurt griego y las frutas de tu elección.

Aprovecha las sobras

Es muy común que en las noches sobre algo de comida después de la cena, ya sea un domicilio o un plato que cocinaste. ¡No lo desperdicies! Lo que no te comiste guárdalo en la nevera para unos desayunos fáciles y rápidos al día siguiente.

Calentado con granos

Una verdadera maravilla sin complicaciones. No importa que te hayan sobrado lentejas, frijoles o garbanzos. Simplemente revuélvelos con arroz, añádele cebolla y tomate, y si tienes también sobras de carne o pollo, inclúyelo en pedacitos. Un huevo frito encima, procurando que la yema no esté dura, será la mejor forma de empezar el día.

 

 

 

Inspiración y nuevos sabores para ti

Disfruta

Clic aquí y regístrese

¿Quieres descargar recetarios?