Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

28 snacks balanceados para saciar el hambre entre comidas

Beneficios de los snacks entre comidas 

 

No importa si trabajas o estudias, el espacio entre el desayuno y el almuerzo, o el almuerzo y la cena, es largo y requiere de energía. Es completamente normal que a media mañana o a media tarde nuestro estómago empiece a rugir. 

En esos momentos, un snack se convierte en la solución perfecta. Sin embargo, vale la pena pensar en qué vamos a comer a esas horas, para que sean alimentos balanceados que ayuden a nuestro cuerpo y nuestra mente. 

Por eso hay que tener en mente algunos snacks balanceados cuando el estómago los pida. Estos son algunos beneficios que te podrían traer: 

  • Ayudan a mantener los niveles de energía a lo largo de la jornada, lo cual repercute en el rendimiento y la concentración. 

  • Previene que en las siguientes comidas, como el almuerzo o la cena, comamos en exceso. 

  • Son una muy buena opción para entregarle al cuerpo una variedad de nutrientes. 

  • Mantienen el metabolismo activo. 

Ideas si no quieres cocinar

En muchas ocasiones, tal vez la gran mayoría, los snacks son para comer rápido durante una pausa o, incluso, mientras seguimos trabajando en esos días en los que nuestras ocupaciones no dan abasto. 

Pensando en esas jornadas llenas de reuniones, informes, tareas o clases, te compartimos unas cuantas ideas rápidas y fáciles, pero que te van a ayudar a ocupar ese vacío de comida a media mañana o media tarde. ¡Anímate a combinarlas! 

  • Frutas picadas: en unos pocos minutos puedes hacer una ensalada de frutas express con las que hayas comprado antes y estén en tu casa, o las que tengas a la mano. ¡Pero no olvides lavarlas! Si tienes unos minutos adicionales, puedes rallarle queso mozzarella. 

  • Verduras en rodajas: es básicamente la misma idea anterior, pero en lugar de usar frutas, elige tus vegetales favoritos que tengas cerca y que no requieran de ninguna preparación. E igualmente, recuerda lavarlos antes. 

  • Frutos secos: un buen cóctel con maní, marañones, pistachos, nueces y/o almendras no requiere ningún tipo de preparación. Y si quieres darle un toque dulce, simplemente añádele un poco de miel. 

  • Aguacate: en Recetas Nestlé® ya hemos hablado del aguacate en distintos artículos por la facilidad que nos da a la hora de combinarlo con varias comidas. En este caso únicamente lo vamos a partir con un cuchillo y comérnoslo directamente. 

  • Atún y galletas integrales: la parte más demorada de este snack saludable es abrir la lata del atún. Simplemente úntalo en unas galletas integrales y tanto tu mente, como tu estómago, estarán con energía para seguir el día. 

  • Queso: ya sea que lo compres en bloque o en tajadas, una porción de queso en cubos o rollitos es deliciosa y sencilla. 

Snacks saludables en airfryer 

Si tienes una freidora de aire, en las distintas recetas que puedes usar también hay unas cuantas de snacks balanceados. 

Chips de verduras

Puede que lo más fácil sea comprar cualquier paquete de chips, pero te aseguramos que estos son más ricos y balanceados. Adicionalmente, puedes escoger tus vegetales favoritos y crear mezclas originales. 

La remolacha, el zucchini, la zanahoria y la berenjena funcionan muy bien y quedan crujientes en la airfryer. Pero ten en cuenta que debes cortar las verduras en tajadas muy finas, así que asegúrate de tener un buen cuchillo. 

Un hummus, perfecto para los snacks saludables

 

Galletas de avena

Una idea para cocinar con tiempo, ya que una vez las tengas listas las puedes llevar a cualquier lugar e incluso compartirlas con tus colegas. En total vas a tardar unos 20 minutos cocinándolas y son facilísimas de hacer. Te invitamos a prepararlas en esta receta

Coliflor en la airfryer

Crujiente por fuera y suave por dentro, esa textura de freidora que entrega la airfryer hace de la coliflor una de las mejores verduras para preparar. Únicamente córtala en ramilletes, añádele SAZONADOR NATURÍSIMO MAGGI® y cocínala por 7 minutos a 190°C. 

Zucchini a la airfryer

Imagina unas papas a la francesa pero en una versión balanceada. Corta el zucchini a la mitad y después en dedos. Cúbrelos con harina de maíz o migas de pan, como si los fueras a apanar. Llévalos a la freidora de aire por 7 minutos a 180°C, hasta que queden crujientes.  

Para comer en caso de emergencia

A veces hay poco tiempo incluso para partir una fruta, así que también es buena idea tener unos cuantos snacks saludables preparados con tiempo en caso de que no alcances a cocinar algo antes de la reunión o la clase por videollamada.

Garbanzos al rescate

  • Garbanzos crujientes: una solución muy fácil, pero que requiere tiempo ya que primero debes hervir los garbanzos. Luego mézclalos con SAZONADOR NATURÍSIMO MAGGI® y déjalos en el horno a 180°C por 15 minutos. Guárdalos en cualquier frasco limpio, te van a esperar para un día lleno de afanes.  

  • Hummus con lo que quieras: ¡anímate a hacer un hummus casero! Lo tendrás siempre a la mano para untar con galletas o tostadas. 

Paletas de frutas

Ni siquiera necesitas moldes para paletas, en cambio, puedes utilizar unos vasos pequeños. Lleva a la licuadora la fruta que quieras y luego vierte el licuado en el molde que vayas a utilizar. En el caso de los vasos, puedes cubrir la parte de arriba con papel aluminio y luego insertar el palito, de esa forma no se va a mover. 

Déjalas congelar y siempre estarán ahí para un snack saludable y rápido. Un consejo si usaste vasos o si la paleta está pegada al molde: antes de sacarla, échale agua tibia por fuera, en cuestión de segundos la podrás retirar sin que se rompa. 

Wraps, sándwiches y tostadas

Tres clásicos de media mañana que también funcionan para ese snack entre almuerzo y cena. Te mostramos unas cuantas opciones deliciosas. 

Enrollemos unos snacks 

  • Wrap de frutos rojos: es tan sencillo como partir las frutas y enrollarlas en una tortilla. 

  • Wrap de verduras: elige tus favoritas, pero te recomendamos un wrap con lechuga, zanahoria y tomates. Un jamón de pavo y queso crema van muy bien con esta combinación. 

  • Wrap de zucchini y hummus: la mejor versión de este wrap es a la plancha y caliente. ¿Recuerdas el hummus del que te contamos más arriba? Acá lo puedes volver a utilizar. Y aunque el zucchini es el gran protagonista, un poco de cebolla, queso y tomate lo complementan bastante bien. 

 

Batido de frutas, un snack balanceado, fácil y delicioso

 

Opciones de sándwiches 

  • El clásico: jamón, queso, lechuga y tomate, una preparación tradicional que jamás pasa de moda. 

  • Con aguacate y huevo: una idea sencilla y exquisita, además de fácil de preparar. Tritura medio aguacate y mézclalo con un huevo duro picado. Añádele una cucharada de cebolla cortada en trocitos y sigue revolviendo. Pon la mezcla entre dos panes y alegra tu día. 

  • De atún: otra opción facilísima de hacer, que puedes complementar con un tomate en cuadritos y un huevo duro. 

  • De pera, nueces y queso: un juego de contrastes, tanto en sabores como texturas, que sorprenderá a tu paladar. 

Tostadas: snacks balanceados y sencillo

  • Tostada de aguacate: tritura medio aguacate, pica media cebolla y medio tomate, y mézclalo todo. Luego úntalo en tu pan tostado. Rápido y rico. 

  • Tostada con kiwi y miel: un juego de sabores balanceados que, aunque puede que en el papel suene un poco extraño, en serio vale la pena. Añádele queso crema para completar la receta. 

  • Tostada con yogurt griego y fresas: arriésgate a probar algo diferente, seguro que no te va a decepcionar. El yogurt griego también funciona para untarlo en pan tostado, y las fresas siempre aportan el mejor sabor. 

  • Tostada frutal: un toque directamente tropical con piña, mango y coco va a llevar tu estómago a la orilla del mar. 

Todo en un batido

Los batidos son perfectos para variar el consumo de frutas y algunas verduras. Además, en los días más soleados no solo funcionan como un alimento balanceado, sino que ayudan a refrescarte. Y lo mejor es que son fáciles de hacer con cualquier licuadora. Un snack saludable que no te puedes perder. 

  • Frutos rojos: puedes darle ese toque cremoso añadiéndole un vaso de yogurt. 

  • Fresa y naranja: ten en cuenta que acá hablamos del jugo de naranja, así que evita licuar la fruta. Unas semillas de chía adicionales le darán textura. 

  • Manzana y zanahoria: un ejemplo perfecto del uso de verduras en los batidos. 

  • Batido verde: por último, una mezcla de medio pepino, una manzana, espinaca, hierbabuena y limón que te va a recargar las baterías. 

 

Inspiración y nuevos sabores para ti

Disfruta

Clic aquí y regístrese

¿Quieres descargar recetarios?