Tips

Composta, el arte de transformar residuos en abono

Te contamos cómo tener una cocina amigable con el planeta creando una composta con los residuos que se generan al preparar alimentos.

Residuos de frutas y verduras para hacer composta

Conoce la maravillosa práctica de transformar los residuos orgánicos de la cocina en abono natural para tu jardín.

Cada vez son más las personas que llevan un estilo de vida consciente con el medio ambiente, quienes basan todas sus acciones al propósito de impactar en la menor cantidad posible con un consumo responsable y disminuyendo los residuos que se puedan producir. Pero por más que hagamos un esfuerzo extra, hay desechos que inevitablemente se van a generar, por ejemplo, al cocinar por más que evitemos el desperdicio de alimentos, hay elementos que deben descartarse como restos de frutas y hortalizas, posos de café o cáscaras de huevo que en la mayoría de las ocasiones van al basurero y terminan mezclándose con otros desperdicios que finalmente van a los vertederos.  

Muchas personas consideran que los únicos residuos que se deben separar para que no terminen en los vertederos, son los materiales reciclables como papel, plástico y vidrio, pero los orgánicos también pueden tener este mismo manejo dándoles una segunda oportunidad para convertirse en abono natural que se conoce con el nombre de composta.  

COMPOSTA, EL FAMOSO ABONO NATURAL 

Esta es una práctica que se descubrió en India por la misma época de la Primera Guerra Mundial, la cual consiste en generar abono natural que contribuye a mejorar el medio ambiente y a enriquecer la tierra. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) define al compostaje como la mezcla de materia orgánica en descomposición en condiciones aeróbicas controladas (con oxígeno y humedad) que se emplea para renovar la estructura del suelo proporcionando los nutrientes necesarios.  

Residuos de café para hacer composta y nutrir plantas 

Por lo general los residuos orgánicos que generamos en la cocina, terminan en la basura y finalmente en el vertedero desaprovechando la oportunidad de hacer con ellos un compostaje casero, con el cual se obtiene de producto final un material oscuro y desmenuzable para nutrir la tierra de nuestro jardín.  

A QUÉ SE DEBE LA IMPORTANCIA DE LA COMPOSTA 

Tener en casa una correcta separación de los residuos tiene múltiples ventajas. Conoce con Recetas Nestlé® las razones por las cuales puedes empezar a hacer una composta y contribuir a proteger el medio ambiente. 

  • La razón más importante de construir una composta en casa es que le hacemos una pequeña retribución a la tierra de todo lo que nos da.  De esta manera ayudamos a tener un suelo sano y al mismo tiempo hacer frente al cambio climático. 

Caneca con desechos de cocina para hacer composta 
  • Esta es una práctica que ayuda a reciclar los residuos orgánicos urbanos evitando que lleguen a los vertederos, los cuales al degradarse generan emisiones de gases de efecto invernadero y malos olores que pueden llegar a zonas habitadas cercanas. 

  • Mejora la sanidad en casa, evitando que se generen malos olores y por consiguiente termine atrayendo animales como moscas y otros insectos.  

¿QUÉ ELEMENTOS VAN EN LA COMPOSTA? 

Al ser una práctica que en los últimos años ha tomado una gran relevancia, es de esperarse que surjan muchas dudas en cuanto a su composición se refiere. Si quieres hacer una composta casera con los residuos que se generan en la cocina, toma nota de los elementos que se pueden agregar y los que no.   

Cáscara de huevo residuo que si va en la composta  
  • RESIDUOS QUE SÍ VAN EN LA COMPOSTA 

Por lo general la gran mayoría de los materiales orgánicos son compostables, pero para tener mayor seguridad de estar haciendo bien la tarea los elementos aptos son los siguientes:  

  • Restos orgánicos de cocina en general de frutas y verduras 

  • Cáscaras de huevo trituradas 

  • Tallo de maíz 

  • Sedimentos o restos de café 

  • Bolsas de infusiones y té 

  • Cáscaras de frutos secos 

  • Alimentos estropeados o caducados 

  • Filtros de papel, servilletas, toallas de cocina, periódico, cartón sin impresión, coloreados y sin plástico 

  • Plantas secas de la huerta o jardín 

  • Hojas caídas de árboles y arbustos 

  • Restos de césped o pasto 

  • Virutas de aserrín 

Filtro de papel y residuo de café elementos para hacer composta  
  • RESIDUOS QUE NO VAN EN LA COMPOSTA 

Lastimosamente no todos los residuos que se generan en la cocina se pueden utilizar. A continuación, te contamos los materiales que se recomiendan no agregar en la composta.  

  • Restos de alimentos cocinados como carnes 

  • Carne y huesos que provocan malos olores 

  • Pescado, al igual que la carne huele mal cuando se descompone 

  • Desechos de mascotas (perros y gatos)  

  • Lácteos, grasas y aceites 

  • Cenizas de carbón vegetal 

  • Maderas tratadas con conservantes 

  • Restos de materiales inertes, tóxicos o nocivos 

Seguro te preguntarás la razón por la que no todos los alimentos van en la composta y es porque especialmente las proteínas, hacen que se genere malos olores, atrayendo plagas y lo último que queremos es generar una pila de desechos desagradable.  

Recetas recomendadas

 

5 PASOS PARA HACER UNA COMPOSTA CASERA 

En Recetas Nestlé® te contamos cómo ayudar al planeta dándole un correcto manejo a los residuos generados en la cocina haciendo una composta, no importa si vives en un apartamento o una residencia pequeña, todo es posible con tal de cuidar el medio ambiente.  

 

1. Recoge y almacena los restos de fruta, verdura o demás desechos que se generen en la cocina, para mayor facilidad puedes dejar un recipiente cerrado bajo el fregadero o en la encimera.  

2. Cuando se llene este pequeño recipiente que tienes en la cocina, es momento de agregarlo a tu pila o contenedor exclusivo de composta doméstico que puedes construir tú mismo en un espacio del jardín o para mayor facilidad comprar en un establecimiento especializado.  

Recipiente en cocina para depositar residuos de verduras en composta

 

3. Recuerda picar o cortar en pequeños trozos los restos de desechos antes de añadirlos al contenedor para permitir una descomposición más rápida, especialmente aquellos que son gruesos o muy duros, por ejemplo, cáscaras de cítricos, mazorcas de maíz, tallos de brócoli.  

4. No creas que es solo depositar los desechos y ya, una composta requiere de un constante cuidado debido a que, al descomponerse, la temperatura aumenta especialmente en el centro, por lo que es necesario que se esté girando y mezclando constantemente para airear y acelerar el proceso de descomposición. También es importante controlar la humedad y los malos olores. Si se obtiene pocos residuos orgánicos se recomienda hacer este procedimiento una vez por semana y si es bastante cantidad dos veces.  

5. Sabrás que ya estará lista cuando no encuentres restos de comida y no aumente la temperatura. Una composta tarda aproximadamente entre tres a cinco meses para nutrir la tierra, el producto final será un material oscuro, suelto, desmenuzable y con olor a tierra.  Es probable que algunos elementos como ramas, huesos de frutas o cáscaras no se descompongan por completo, por lo que es necesario tamizar la composta terminada.  

Montaña de composta finalizada 

Si en tu caso vives en un apartamento o una residencia que no cuenta con espacio exterior para hacer una composta, puedes recolectar los residuos que se generan en la cocina y contactar a varios programas locales de compostaje, los cuales se encargarán de agendar la recolección en tu domicilio y hacer la correcta degradación de estos elementos.  

CÓMO DEBEN SER LA CAPAS DE UNA COMPOSTA 

Si te estás animando a hacer en casa un proceso de compostaje, toma nota de la forma en que deben agregarse los elementos, ya que la clave de la composta está en el equilibrio entre nitrógeno y carbono, además de la constante presencia de oxígeno y agua.   

 

1. En el recipiente que elegiste para hacer tu composta, debes colocar al fondo y como primera capa la materia seca o marrón, es decir los residuos de jardín, pasto, hojarasca o aserrín. Esta debe tener un grosor de 5 a 10 centímetros, para favorecer el contenido de carbono a la mezcla 

2. Encima de esta primera capa, deben ir los desechos verdes es decir los residuos que se generan en tu cocina, estos aportarán el nitrógeno a la mezcla.  

3. Al agregar los desechos de tu hogar, debes cubrir esta materia orgánica con una capa de tierra la cual inhibirá el mal olor y alejar moscas e insectos no deseados, y por otro lado ayudará a activar los microorganismos que habitan en la tierra para que transformen la materia orgánica.  

4. Dependiendo el tamaño del contenedor que tengas y la cantidad de desechos que tu cocina genere, repite este proceso las veces que sea necesario.   

Anímate a aprovechar los residuos de tu hogar haciendo una composta casera. Regístrate en Recetas Nestlé® y descubre más tips y consejos culinarios.  

 

FUENTES:  

https://www.muyinteresante.es/curiosidades/preguntas-respuestas/iquien-invento-el-compost#:~:text= 

https://www.thespruce.com/how-to-make-compost-p2-1761841  

https://www.cocinafacil.com.mx/tips-de-cocina/composta-casera-con-residuos-organicos/   

https://www.epa.gov/recycle/composting-home  

https://www.gob.mx/epn/articulos/que-es-la-composta  

https://www.fao.org/3/i3388s/I3388S.pdf  

https://gardenweb.es/otros-trucos-y-consejos-de-jardineria/que-ingredientes-puedo-usar-para-hacer-compost-casero/