Pan de maíz con moras

COCINA CON RECETAS NESTLÉ®
Dificultad Intermedio
Porciones 14
Total 83 min

Utensílios

srh_media_1665939499

Plato de hornear

srh_media_1665939499

Horno

srh_media_1665939499

Plato de hornear

srh_media_1665939616

cuenco

srh_media_1665939499

Plato de hornear

srh_media_1665939616

cuenco

srh_media_1665939499

Batidor

srh_media_1665939499

Horno


Ingredientes

  • 1 1/2 taza de harina de trigo (180 g)
  • 1 taza de harina de maíz amarillo (114 g)
  • 1 cucharadita de polvo para hornear (4 g)
  • 12 cucharadas de LECHE CONDENSADA LA LECHERA Light (180 g)
  • 8 cucharadas de mantequilla (122 g)
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla (4 g)
  • 3 huevos (150 g)
  • 1 taza de leche (250 ml)
  • 1/4 de libra de moras frescas (125 g)

¡A cocinar!

PASO 1 Calienta el horno y engrasa el molde

PASO 2 Mezcla los ingredientes secos

PASO 3 Incorpora todos los ingredientes

PASO 4 Adiciona las moras

PASO 5 Hornea

PASO 6 Retira del horno y sirve

INFORMACIÓN NUTRICIONAL

192.5 kcal = 808kj /por porción


24.6 g Carbohidratos
192.5 kcal Energía
8.9 g Grasas
2.4 g Fibra
5.5 g Proteína
4.9 g Grasas saturadas
40.3 mg Sodio
5.9 g Azúcares

Preguntas frecuentes

¿Qué hacer para que el pan quede esponjoso?

Lo que puedes hacer para que el pan quede más esponjoso es:  

  • Agregar levadura fresca: es más potente y ayuda a esponjar mejor el pan que aquella que está seca.  

  • Usar suficiente agua: el pan quedará más húmedo y esponjoso agregando la cantidad de líquido suficiente, de lo contrario quedará seco.  

  • No exceder el tiempo de amasado: si lo sobrepasas tendrás un pan muy denso. Esto se debe a que la masa requiere más quietud para que pueda fermentar adecuadamente. 

  • Un buen horneado: coloca el electrodoméstico en la temperatura indicada por la receta y no lo abras antes de tiempo o muchas veces, pues el calor se escapa y el pan no esponja.

¿Qué ingredientes se pueden agregar al relleno del pan?

Hay una gran variedad de ingredientes que puedes agregar para variar la textura del pan: 

  • Frutos secos: elige una o varios tipos que prefieras entre avellanas, nueces, almendras y castañas. Procura cortarlos en láminas o trozos pequeños.  

  • Frutas desecadas o deshidratadas: aquí encuentras ciruelas y uvas pasas, albaricoques, dátiles y melocotones (orejones). Agrégalos enteros. 

  • Fruta confitada: existen muchas variedades que le darán un sabor dulce y un colorido relleno al pan. 

  • Chips de chocolate: agrégalos hacia el final del amasado. Aporta un sabor dulce.

¿Qué hago si el pan queda duro o seco?

Sigue estas recomendaciones para recuperar el pan que preparaste en casa si quedó seco y duro: 

  • Cubre el pan con una toalla húmeda: esta debe estar limpia y tibia. Colócala sobre el alimento en cuanto este se haya enfriado, así se podrá mantener la humedad y evitar que se siga secando.  

  • Calienta el pan antes de servirlo: sólo ligeramente ya sea en el microondas o en una tostadora para hacerlo más suave y húmedo.  

  • Guárdalo en la nevera: en una bolsa o recipiente bien sellado. Cuando lo vayas a consumir, descongélalo a temperatura ambiente y luego ponlo a calentar solo unos instantes para mejorar su textura y nivel de humedad.

¿Qué quieres hacer con esta receta?