Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Cómo hacer un delicioso flan casero.

El flan es uno de los postres más ricos y tradicionales, convirtiéndose en un clásico en la repostería. El flan se ha popularizado por constar de muy pocos ingredientes, la facilidad en su elaboración y por su receta básica pero deliciosa que con el primer bocado sentirás como se derrite en la boca y te enamorará. 

Puedes encontrar el flan ya preparado en el supermercado, o el típico flan que encuentras en caja para preparar en casa de forma instantánea, pero si te decides hacer su receta tradicional te darás cuenta de que no es lo mismo y te sorprenderás lo rápido y fácil que es su preparación, solo necesitarás, leche, huevos y azúcar y así de fácil tendrás un postre suave y cremoso. 

El flan casero es una de esas recetas que merece la pena preparar en casa. A continuación, te contamos la importancia de sus ingredientes y algunos tips y recetas para que te animes a prepararlo en casa. 

CUÁL ES EL ORIGEN DEL FLAN 

Este clásico y delicioso postre que nos cautiva a todos con su capa de caramelo, su origen viene desde los antiguos romanos que mezclaron huevos, leche y miel a fuego lento creando una receta llamada Tyropatinam. En la edad media se hizo popular en épocas de Cuaresma surgiendo el “Flado” en versiones dulces y saladas con pescado, verduras, frutas, queso y miel. Más adelante en Francia y España la versión dulce del “Flado” comenzó a servirse como postre con una salsa de caramelo y pasó a llamarse Flan. 

Esta deliciosa forma de preparar el flan se extendió por todo el mundo y alcanza su popularidad cuando llega a América Latina a través de la Conquista Española. En la repostería latinoamericana, el flan suele incluir leche condensada entre sus ingredientes, con recetas populares como el “flan napolitano” en México, el “quesillo” en Venezuela o la “crema volteada” en Perú. 

6 CONSEJOS PARA HACER FLAN CASERO

 

Plato y cuchara con Flan casero cubierto de caramelo

 

De este famoso postre encontrarás mil versiones, que se hace con tan solo 3 ingredientes huevos, leche y azúcar en donde siempre buscamos que tengan una textura gelatinosa, cremosa y ligera. Si ya te animaste a prepararlo en casa, te compartimos 6 consejos que debes tener en cuenta para que el flan casero se convierta en tu postre estrella. 

1. NO BATIR SINO REVOLVER 

En toda preparación de repostería siempre observamos que una de las instrucciones es batir muy bien y enérgicamente toda la mezcla, pero en el caso del flan esta recomendación no aplica. Los flanes no deben quedar sobre batidos, lo recomendable es no batir la mezcla sino revolver hasta integrar todos los ingredientes, si bates en exceso incorporarás demasiado aire a la mezcla y esto evita que quede con la textura compacta, lisa y cremosa, estas burbujas de aire que se incorporan a la mezcla dejarán poros y marcas en los bordes del flan. 

2. CARAMELO DEBE SER LÍQUIDO 

 

Mujer ajustando temperatura en horno para flan casero

 

 

La cocción es la parte más importante y donde ocurre toda la magia para tener un flan casero con una textura ligera y cremosa. Los flanes al ser a base de huevos necesitan una cocción con humedad, es decir, a baño maría. De esta manera quedan suaves, cremosos y con esa textura irresistible que hace que se derrita fácilmente en la boca.   

Después de tener lista tu mezcla, llévala a un molde e introdúcela en una bandeja con bordes altos para poder cubrir la mitad del molde con agua y lo dejas horneando a una temperatura baja, de esta forma el flan quedará con la consistencia deseada y con un caramelo líquido.  

Al introducirlo al horno, evita que alcance una temperatura muy alta, esto puede hacer que la preparación hierva y se formen burbujas de aire en el flan.  

4. BAÑO A MARÍA SIN HORNO 

No importa si no tienes horno, puedes utilizar una ollá exprés, llenas la olla con agua hasta la mitad de una flanera con tapa, cierras la olla y dejas cocer el flan a fuego lento por diez minutos. 

Si no tienes una flanera con tapa, puedes utilizar cualquier molde y lo cubres con papel aluminio asegurándote que queden bien sellado para que el agua que está hirviendo no entre a tu mezcla del flan.

5. ENFRÍAR 

Una vez tu flan ya esté listo, déjalo enfriar por completo en el molde, algunos recomiendan refrigerarlo antes de desmoldarlo. El frío ayudará a que el caramelo se asiente y el flan termine de compactarse y no tengas más adelante problemas de que se te rompa cuando lo desmoldes. 

 6. DESMOLDAR EL FLAN 

Para desmoldar fácilmente un flan se recomienda no utilizar moldes demasiados hondos ni llenarlos en exceso. Después de que el flan ya reposó un tiempo y ves que está bien firme y consistente ahora si es el momento de desmoldarlo. 

Puede ser un momento de tensión, pero hazlo con confianza. Sigue estos 4 pasos y desmolda tu flan sin problemas: 

  1. Coge un plato o una bandeja plana y déjala sobre el molde 

  2. Dale la vuelta al plato y al molde al mismo tiempo y de forma rápida para que el flan pueda comenzar a apoyarse sobre el plato.  

  3. Deja el plato sobre una superficie plana, puedes dejarla sobre la mesa o el mesón de la cocina. 

  4. Levanta el molde con cuidado y lentamente para que vaya desmoldándose el flan sin romperse. 

 

FLANES PARA TODOS LOS GUSTOS 

 

Plato con Flan casero de coco

 

 

Mezclando huevos, leche y azúcar puedes hacer un delicioso flan y a partir de esto encontrar una infinidad de variaciones en sabores y crear flanes de queso, fruta, té, chocolate, café, etc, la lista es interminable y las recetas pueden ser infinitas. 

Aquí te mostramos los sabores que más se destacan del flan casero, te compartimos algunas recetas para que te animes a prepararlas en casa con LECHE CONDENSADA LA LECHERA®. 

FLAN DE VAINILLA 

Este flan es perfecto para cualquier ocasión porque quizá sea uno de los sabores clásicos en la repostería y el sabor predilecto en la mayoría de las personas. El flan de vainilla es un postre que nunca falla porque acaba bien en una comida informal como en una cena importante.  

Descubre aquí la receta completa del flan de vainilla 

FLAN DE CAFÉ 

Al vivir en un país cafetero lo más coherente es incluir esta famosa bebida en los postres, por eso para los amantes del café, este flan es una perfecta alternativa para combinar el delicioso sabor y aroma de un CAFÉ NESCAFÉ® DOLCA® con la dulzura y cremosidad de un flan. 

Conoce aquí la receta completa del flan de café 

FLAN DE COCO

El Flan es otro de los sabores irresistibles que con el primer bocado nos sorprende y nos fascinará con la esencia caribeña y todo el sabor del coco. 

Sorpréndete con esta deliciosa receta del flan de coco 

FLAN DE CARAMELO

 

Caramelo líquido para flan casero

 

 

El flan de casero es el flan tradicional, con su textura única y el cautivador sabor del caramelo. Su elaboración es fácil que si te animas a prepararla seguro te sorprenderá con su proceso tan sencillo. 

Conoce aquí la receta completa del flan de caramelo 

FLAN DE QUESO 

El flan de queso no se puede quedar afuera de esta lista, el toque único del queso lo hace uno de los sabores más codiciados al momento de hacer flan. Con este flan puedes presumir a tus invitados y demostrar tu creatividad culinaria con el sabor suave y delicado del queso. 

Descubre aquí la receta completa del flan de queso 

PREGUNTAS FRECUENTES

¿CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE FLAN Y CRÉME BRULEE? 

  • Los ingredientes en ambos son los mismos, lo que los diferencian es que en el flan la parte superior del caramelo es suave y líquida, mientras que en la créme brulee, es una capa de azúcar caramelizada endurecida que requiere un soplete para hacerlo. 

¿CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE FLAN Y PANNA COTTA?

  • A simple vista se ven iguales, hay quienes piensas que es el mismo flan pero con un nombre más pretencioso, sin embargo, la diferencia principal es que la Panna Cotta no lleva huevo entre sus ingredientes, en cambio usa gelatina para darle la estructura y consistencia. 

 

Inspiración y nuevos sabores para ti

Disfruta

Clic aquí y regístrese

¿Quieres descargar recetarios?