Ingredientes

La cebolla, ingrediente básico en la cocina

Descubre por qué la cebolla es una aliada culinaria.

Tabla de corte y cuchillo con cebollas enteras y en mitades

Descubre cómo la cebolla será tu aliada culinaria para crear platos llenos de sabor.

Sin duda alguna la cebolla es uno de esos ingredientes que genera dos sentimientos, pues es muy amada por muchos y odiada por otros, pero independientemente del bando que tenga más partidarios, indiscutiblemente es un alimento muy versátil en la cocina a tal punto que se ha convertido en el elemento estrella y básico en todas las recetas. 

Las diferentes cualidades que tiene la cebolla han hecho que sea un ingrediente indispensable en la comida colombiana para la elaboración de guisos, sopas, ensaladas y salsas como en el famoso pico de gallo. Descubre con Recetas Nestlé® cómo sacarle provecho a la cebolla y convertirla en tu aliada culinaria.  

CEBOLLA, EL INGREDIENTE ESTRELLA EN LA COCINA 

La cebolla es una verdura de origen asiático que por su exquisito sabor picante y olor fuerte se extendió por todo el mundo. Este ingrediente proviene de la planta del mismo nombre donde las bases de las hojas forman un bulbo subterráneo comestible, es decir un fruto redondo que en su interior tiene muchas capas que se disponen unas sobre otras, que se engrosan y se vuelven carnosas.  

Cebolla marrón cortada por la mitad 

VARIEDADES DE CEBOLLA 

Existe una amplia gama de variedades de cebolla, las cuales se clasifican según el uso, la forma, tamaño o color encontrándolas blancas, amarillas y moradas. A continuación, te contamos las clases que más se utilizan en la cocina.  

  • Cebolla blanca 

Probablemente esta sea la cebolla más utilizada en casi todas las recetas del mundo ya que posee un sabor ligeramente ácido y una textura crujiente. El tamaño y gusto de esta variedad hace que sea la indicada para cortar en rodajas o fileteada para usarse en salsas, guisos o añadirla en tacos o brochetas al igual que en preparaciones que requieran que la cebolla ceda fácilmente ante el calor como en pizzas al horno.     

  • Cebolla morada 

La cebolla roja o morada es la favorita de muchos pues su atractiva piel hace que los platos sean más llamativos y coloridos. Además de sus matices rojizos, esta variedad se caracteriza por brindar un aroma diferente y un delicioso toque picante a las preparaciones, especialmente cuando se consume cruda en tacos, ceviches, pico de gallo o encurtida en vinagre o curada en limón para la famosa cochinita pibil.  

Cebolla morada cortada por la mitad   
  • Cebolla amarilla  

También se le conoce como cebolla marrón y se caracteriza por tener una piel dorada y seca con un sabor contundente, pero sin llegar a ser muy fuerte, antes todo lo contrario, su popularidad en la cocina es por el delicioso gusto suave y dulce que les da a las preparaciones. Esta variedad es la ideal para consumirse cruda en ensaladas o cocinada en guisos, estofados o sopas, sin dejar a un lado que son muy deliciosas para hacer con ellas cebollas caramelizadas.  

  • Chalota 

Una variedad que no es tan popular como las otras, pero si se tiene la oportunidad de encontrarla en el supermercado, no dudes en cocinar con ella. Esta cebolla se distingue fácilmente de las demás por su pequeño tamaño y piel de tono rosado casi morado. Cada vez son más las recetas que incluyen este delicioso ingrediente debido a que aporta unas notas ligeramente picantes, dulces y con un sabor muy aromático. Suele consumirse en crudo, asadas o guisadas.  

  • Cebollín 

También se le conoce como cebolla de hoja, cebolla china, cebollino, cebolleta o ciboulette, y a diferencia de las demás variedades esta se caracteriza por desarrollar en el bulbo unas hojas huecas, delgadas y largas, semejantes al pasto. A pesar de que su bulbo blanco es carnoso, lo que más se usa son las hojas debido a su exquisito aroma y suave sabor que además de combinar con cualquier receta también su color verde intenso decora y hace más atractivos los platos.   

Te puede interesar: los 7 usos culinarios con el cebollín

Puré de papa con cebollín encima, variedad de cebolla 
  • Cebolla larga 

También se le conoce como cebolla junca la cual es muy similar al cebollín, por las largas hojas verdes que se producen en la base del tallo, pero se diferencian en que su tallo blanco tiene una mayor presencia y esta es la parte que se consume, más tres o cuatro centímetros de su parte verde, el resto se desecha.  

 

RECETAS RECOMENDADAS CON CEBOLLA

 

7 FORMAS DE CONSUMIR LAS CEBOLLAS 

Lo maravilloso de este ingrediente es que la cebolla nos aporta diferentes sabores, los cuales además de encontrarlos en los diversos tipos que existen, el gusto también depende en gran medida de la forma en que se utilice o se cocine, por este motivo en Recetas Nestlé® queremos que le saques provecho a este versátil alimento conociendo las diversas maneras que tiene de preparación.  

  • Cebolla cruda 

La cebolla morada es probablemente la variedad que mejor le va en preparaciones donde suele consumirse cruda, debido a que su piel fina y sabor suave hacen que sea la ideal para utilizarse en ensaladas, pico de gallo, chilaquiles, enchiladas, sándwiches o hamburguesas. La chalota y la cebolla blanca y amarilla también se unen a este grupo al aportar una textura crujiente en crudo y un toque ligeramente picante.  

Cebolla blanca cruda con tomate en receta de pico de gallo   
  • Cebolla hervida 

Independientemente del tipo de cebolla que se elija y la forma en que se corte, las cebollas en una olla con agua hirviendo actúan sorprendentemente complementando y resaltando los sabores de los demás ingredientes creando preparaciones muy robustas. Las cebollas hervidas se ablandan por lo que se utiliza en recetas como arroces, sopas y caldos. 

  • Cebolla salteada 

Basta con poner unas rodajas de cebolla en una sartén con aceite y en pocos minutos las tendrás tiernas y doradas, perfectas para añadir a una hamburguesa, carnes, salsas, pastas, una tortilla de papa, etc.  

  • Cebollas al horno 

Las cebollas se pueden introducir al horno en rodajas o entera con piel siendo las cebollas blancas, amarillas y las chalotas las variedades que más se usan quedando suaves y dulces, perfectas para acompañar diferentes cortes de carnes.  

Receta cebolla cocinada a la parrilla 
  • Cebollas a la parrilla  

Si al horno quedan deliciosas, no te imaginas la maravilla que resultan cocinadas a la parrilla. Las cebollas se asan enteras y con piel adquiriendo un increíble sabor ahumado perfectas para acompañar carnes o vegetales a la parrilla, agregar en hamburguesas, hot dogs, sándwiches, etc.  

  • Cebollas caramelizadas 

Esta es quizá una de las preparaciones más conocidas y amadas por todos pues de esta forma se consiguen unas deliciosas cebollas suaves y dulces las cuales se cocinan a fuego lento con mantequilla y azúcar hasta que queden doradas y tiernas.  

  • Cebolla frita o apanada 

Otra manera muy común de cocinar la cebolla es cortándola de forma brunoise para luego introducir en aceite caliente hasta tener pequeños y deliciosos trozos de cebolla crujiente, ideal para darle textura a ensaladas o hamburguesas.  

Receta aros de cebolla apanados   

 

Otra creativa manera de consumirla es utilizando sus característicos aros para sumergirla en una mezcla de harina, sal y pimienta, luego pasa por huevo batido y finalmente por pan molido o panko para freír hasta que queden dorados y crujientes.  

Elige la cocción que quieras y prepara deliciosas recetas con cebolla, inspírate con estas variadas opciones. 

TIPS Y CONSEJOS PARA NO LLORAR CON LA CEBOLLA 

Para nadie es un secreto que cocinar con cebolla implica que debamos derramar unas cuantas lágrimas, pero ¿sabes por qué sucede esto? Lo que hace que lloremos al cortar cebolla, es porque contienen sulfuro de alilo, un componente que se produce cuando las células rotas de la cebolla quedan expuestas al aire y provocan que se irrite la nariz y los ojos.  

Aros de cebolla roja 

Entre los tips para reducir este compuesto y no llorar, se recomienda enfriar media hora la cebolla antes de cortarla, ya que esto hará que baje el nivel de actividad de la enzima, es decir que se tarde más en volatizar.  Otra forma es corta la cebolla por la mitad y poner la parte plana sobre la tabla de corte, de este modo las emisiones que suelen ir hacia arriba no inciden directamente sobre tus ojos o nariz. Por último, planifica tu cocinada, si cortas rápido y lo llevas inmediatamente a la olla o la sartén tendrás menos tiempo para llorar. 

Anímate a incluir la cebolla en todas tus preparaciones, regístrate en Recetas Nestlé® y encuentra la inspiración para crear deliciosos platos todos los días. 

 

FUENTES:  

https://www.mapa.gob.es/es/ministerio/servicios/informacion/cebolla_tcm30-102474.pdf  

https://www.culinariamexicana.com.mx/cinco-tipos-de-cebollas/  

https://definicion.de/cebolla/  

https://www.britannica.com/plant/onion-plant  

https://www.frutas-hortalizas.com/Hortalizas/Presentacion-Cebolla.html   

http://www.infoalimenta.com/biblioteca-alimentos/77/67/cebolla/detail_templateSample/  

https://www.finedininglovers.com/article/nine-techniques-cook-onions-perfectly