Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Aguacate, la fruta que debe estar siempre en tu plato

Quizá por su color verde y acompañar un gran número de ensaladas, muchos catalogan al aguacate como una verdura, pero en realidad es una fruta. Proviene de un árbol frutal de gran tamaño que crece principalmente en climas tropicales.

El aguacate es una fruta de cáscara verde, aunque también podemos encontrar algunas variedades con cáscara de color marrón oscuro, en su interior encontramos una semilla de gran tamaño y una pulpa comestible de color amarillo-verdoso, de consistencia cremosa y agradable al paladar cuando está madura y con sabor dulce.

PROPIEDADES DEL AGUACATE

Mitad de aguacate

La composición del aguacate lo convierte en un alimento adecuado para incorporar entre quienes buscan un estilo de vida saludable o para incorporar en cualquier plan de alimentación considerando los aportes que el aguacate le brinda a nuestro organismo. Los aguacates son muy nutritivos al estar llenos de fibra y antioxidantes, son una gran fuente de ácido fólico, potasio y vitaminas K, C y E, también tiene pequeñas cantidades de vitaminas B y minerales como fósforo, magnesio, manganeso, hierro y zinc.

La mayoría de las frutas contienen primordialmente de hidratos de carbono, pero lo curiosos del aguacate es que siendo una fruta su principal componente son las grasas buenas, la mayoría de ellas son monoinsaturadas. Está colmado de aceites como el ácido oleico y una buena cantidad de Omega 3. Este conjunto de grasas es la que le da su gran aporte calórico constituyendo un 23% de su peso.

SIEMBRA DEL AGUACATE

El árbol de aguacate es originario de Centroamérica, en donde uno de los mayores países productores y consumidores es México, aunque su cultivo también se ha expandido a varias regiones del mundo.

En Colombia el área sembrada con aguacate es cercana a las 8.000 hectáreas de unas 10 variedades diferentes. Entre las zonas productoras están: Tolima, Antioquia, Caldas, Huila, Risaralda, Valle y La Costa Atlántica, específicamente los Departamentos del Cesar, Guajira y Bolívar.

Para sembrar aguacate el cultivo debe tener unas condiciones aptas para que crezca, la altura recomendada es entre 1.800 y 2.200 metros sobre el nivel del mar, una temperatura mínima de 10°C. Se requiere que los terrenos cuenten con una gran disponibilidad de agua al igual que una constante exposición al sol con unas 980 a 1.200 horas luz solar al año.

TIPOS DE AGUACATE

Aguacate con espinacas 

Quizás conozcas un par de tipos de aguacates y es tal vez porque en la tienda de barrio o en el supermercado al que vas solo venden esos, pero lo cierto es que hay cientos de variedades de aguacates. Hay muchas clases de aguacates en donde su forma, color y peso puede variar drásticamente de una variedad a otra. En Colombia se cultiva las razas antillana, guatemalteca y mexicana e híbridos, entre ellas las variedades de aguacate son:

1. AGUACATE HASS

Este quizás la variedad de aguacate más popular. Se caracteriza por estar disponible todo el año. Algunos consideran que es el mejor aguacate por su delicioso y suave sabor. Su tamaño pequeño mediano, piel rugosa y color verde intenso se torna más oscuro a media que madura. Este tipo de aguacate es el ideal para acompañar distintas preparaciones en entre ellos un dip de aguacate cremoso o unos aguacates rellenos al horno.

2. AGUACATE PAPELILLO

Batido de aguacate

En algunas partes también se conoce como aguacate Lorena, pero su nombre más común es el aguacate papelillo. Este tipo de aguacate es una de las variedades con mayor presencia en tiendas de barrio y plazas de mercado. Este tipo de aguacate lo reconocerás por su característica forma alargada, tamaño mediano-grande y un hermoso color verde intenso en su piel lisa y brillante.

Puedes emplear este tipo de aguacate para acompañar una deliciosa bandeja paisa.

3. AGUACATE REED

Esta variedad también es fácil de reconocer entre los demás, la forma de este aguacate es redonda, con piel gruesa y su color siempre será verde claro a pesar de la maduración. Este tipo de aguacate es reconocido por su calidad y resistencia al no estropearse con facilidad durante los procesos de transporte, almacenamiento o manipulación.

4. AGUACATE FUERTE

Rodajas de aguacate 

Esta variedad es originaria de México y Centroamérica. Tiene una piel ligeramente áspera y que se separa con facilidad de la pulpa. Reconocerás este tipo de aguacate por su forma similar a la de una pera. Contradictoriamente al nombre de esta variedad de aguacate, se madura muy rápido, lo que es aconsejable utilizarlo en preparaciones como una causa limeña con papa criolla y aguacate o en una sopa mexicana en el menor tiempo posible.

5. AGUACATE CRIOLLO

Este tipo de aguacate es uno de los pocos que se cultiva de manera natural, sin ser híbrido o injerto. Se caracteriza por tener una piel muy delgada, que en ocasiones te costará trabajo retirarla. Es muy popular por contener fibra y un agradable sabor muy parecido al anís y con una textura muy cremosa, haciéndolo el aguacate ideal para rebanarlo y hacer ensaladas o guarniciones.

Utiliza el aguacate criollo para hacer una deliciosa ensalada de rúgula y aguacate o tostadas con pollo y guacamole.

CÓMO CONSUMIR EL AGUACATE

Ensalada con aguacate

A la hora de comprar aguacates lo mejor es consumirlos en el menor tiempo posible, si vas a consumirlos en el mismo día elige uno que al tocarlos ceda ante una suave presión, si por el contrario piensas consumirlo en el transcurso de la semana, elige los más firmes.

Si tienes uno en casa y deseas acelerar su proceso de maduración, puedes guardar el aguacate en una bolsa de papel o envuelta en papel periódico a temperatura ambiente hasta que consideres que está en el punto que quieres.

Al abrir un aguacate debes tener en cuenta que tienen una rápida oxidación, consecuencia de la exposición al oxígeno, así como a la presencia de compuestos fenólicos en el aguacate. La forma sencilla de prevenirlo es no retirar su semilla y también frotar unas gotas de jugo de limón o aceite por las partes más expuestas. Las enzimas que crean la oxidación son sensibles a los entornos ácidos, así que esta técnica hace que el proceso sea más lento.

PREPARACIONES CON AGUACATE

El aguacate se le agrega a una amplia variedad de platos gracias a su rico sabor y agradable textura. Los usos culinarios con el aguacate son múltiples desde desayunos, ensaladas, cremas, snacks, bebidas y hasta en postres.

ENSALADAS

El aguacate aparte de ser muy nutritivo es una fruta muy versátil que se puede emplear para distintas preparaciones y combinar muy bien con muchos alimentos. Por esto lo hace el ingrediente ideal para incorporarlo en todo tipo de ensaladas, como la ensalada de remolacha y aguacate o una típica ensalada hawaiana.

GUACAMOLE

Papas con guacamole

El guacamole es una receta tradicional de la gastronomía mexicana, es una preparación sencilla pero muy deliciosa que se hace a base de la pulpa de aguacate triturado al que se le añaden cebolla, especias, tomate y zumo de limón.

Conoce nuestra receta de tostada con pollo y guacamole

BEBIDAS CON AGUACATE

En los últimos años ha tomado una gran popularidad los batidos o smoothies verdes en el que se emplea esta fruta junto a otros vegetales verdes. No solo combina perfecto el aguacate en este tipo de bebidas, sino que es muy nutritiva y te mantendrá lleno hasta tu próxima comida.

HELADOS

La textura cremosa del aguacate lo hace ideal para espesar ciertas preparaciones como es el caso de los helados. Tal vez te parezca raro incluir este ingrediente para un helado, pero sin lugar a duda te sorprenderá, el aguacate no solo le aporta al helado su característico color verde, sino que también congela muy bien y con menos cristalizaciones que otros ingredientes.

Atrévete a incorporar este ingrediente y prepara un helado de aguacate.

SIEMBRA AGUACATE EN CASA

Ahora que conociste todos los beneficios y propiedades del aguacate, por qué no siembras en casa tu propio árbol de aguacate, hacerlo es muy fácil solo debes guardar la semilla del aguacate cuando la consumas.

Empieza pinchando tres palillos en la semilla de aguacate y colócalo en un vaso con agua, de tal forma que solo la mitad esté en contacto con el agua. En el transcurso de tres a cuatro semanas observarás que empezarán a salir las raíces. Cuando las raíces ya estén largas, aproximadamente de unos 10 centímetros, retírale los palillos y la trasplantas en una maceta en donde al mes estarás viendo crecer sus hojas.

FUENTES:

¿Quieres descargar recetarios?

Inspiración y nuevos sabores para ti

Disfruta

Clic aquí y regístrese